domingo, 11 de septiembre de 2016

Análisis - Life is Strange



Título: Life is Strange
Desarrollador: Dontnod Entertainment
Plataforma: PS4 (Versión analizada); PC y Xbox ONE
Género: Aventura Gráfica
Año de lanzamiento: 2015

Todo el mundo habla maravillas de él, y he de decir que estaba un tanto paranoico con la idea de tener este juego en formato físico (y por alguna razón lo quería para PS4), así que cuando mi novia me dijo que estaba por 15€ en la fnac y que la edición limitada no merecía la diferencia de precio, no dudé ni un instante.

Lo primero que he de decir es que el juego me ha encantado, incluso me ha sorprendido pero le veo dos fallos enormes. Primero, el tufazo a la película El efecto mariposa que tiene y segundo, que siendo sinceros este juego en cuanto a mecánicas no es mejor que The Order.

La historia está bien, la música es fantástica, tiene unos giros argumentales que enganchan (yo mismo metí la directa con el episodio 3 y me lo pasé del tirón) pero ¿de verdad era tan difícil meter algo más? Unos QTEs me valían, en serio. No pido tiros ni zombis pero siendo sinceros en el juego solo andas, miras cosas y hablas. ¿Qué diferencia hay con el nombrado juego de Ready at Dawn?

Pues la historia.




Y es que el juego, como he dicho, engancha tras un comienzo algo lento. Somos una joven estudiante de fotografía que, tras un suceso en los baños de su escuela, descubre que tiene el poder de controlar el tiempo a su antojo. Y bajo esta premisa empiezan a sucederse una serie de acontecimientos a cada cual más fascinante que el anterior (encontrándose el punto álgido de la historia en su ecuador). La relación de Max (la protagonista) con el resto de personajes te mantiene también pegado a la pantalla.

Visualmente no es ni de lejos un portento gráfico, pero cumple de sobra con unos gráficos que me recuerdan a la serie Sims porque si bien tienen un toque como a dibujo animado pasa por algo realista. De esta manera consiguen, con muy poco, que no de el cante y sea agradable a la vista Me parecen un acierto que pocas veces chirrían.

El apartado sonoro es genial, con una banda sonora digna de ser escuchada tranquilamente (de hecho es lo que estoy escuchando mientras escribo estas lineas XD) y el doblaje, en inglés eso sí, me ha parecido que está igualmente trabajado.

Resultado de imagen

Como dije al comienzo, unas líneas más atrás, el gran fallo de este juego son sus mecánicas. Y es que me da pena, de verdad, que un juego con unos protagonistas que realmente tienen su personalidad (sean o no realmente tridimensionales que eso lo dejo a la elección de cada uno), con una historia que no me cansaré de decir que es genial... No tenga nada que ofrecer salvo avanzar al siguiente pedacito de historia. Historia que, por otro lado no deberían alargar tanto al final. Curiosamente este relleno parece que venga de una reunión donde los desarrolladores dijeron "tíos tenemos que poner algo más, como un pequeño nivel de infiltración".

Por partes. Primero: Si me metes algo donde puedo fallar y tengo que volver a empezar, NO LO HAGAS EN EL CLÍMAX DE LA HISTORIA porque es que te lo cargas. Segundo: Si quieres meter mecánicas nuevas hazlo bien. Introduce algo en cada episodio que le de cierta variedad y que, sobre todo, no me entorpezca el avance.

Dejando este pequeño problema que empaña el juego, estamos ante algo que cualquier jugador debe probar si de verdad le apasiona la industria. Con sus más y sus menos, con su comienzo algo lento, su final alargado, sus giros, sus "cliffhangers"... Life is Strange es una pequeña joya que, os aseguro, no deja indiferente a nadie.

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario