miércoles, 14 de junio de 2017

Análisis - Forbidden Siren

Título: Forbidden Siren
Desarrollador: Project Siren
Plataforma: PS2
Género: Horror / Infiltración
Año de lanzamiento: 2003

Normalmente, cuando escribo un análisis quiero empezar hablando de cómo conocí la saga, de dónde viene y cómo me hice con el título en cuestión si es que está envuelto en alguna historia apasionante. Pero no siempre me sale así, bien porque voy directo a analizar, bien porque me olvido y la cosa va distinta.... Pero hoy no. Hoy no es ni una cosa ni la otra. Hoy quiero decir directamente y en una frase lo que me parece este juego. Quiero resumir mi experiencia en las horas que ha durado mi partida a Forbidden Siren.

Y la única manera suave de explicarme es diciendo simple y llanamente que este juego es infernal. El control es malo, convirtiéndose en algo horrible y espantoso cuando hablamos de apuntar con el rifle de caza. La progresión de la historia es tan rebuscada que ni siquiera hay una sola guía decente en Internet que lo explique detalladamente. Los niveles son dificilísimos rozando lo enfermizo y sin punto de guardado; el sistema de combate cuerpo es lento, impreciso e insufrible. Por si todo esto fuera poco, en la gran mayoría de niveles vamos acompañados por personajes indefensos a los que debemos proteger. Personajes con una IA tan mala, que si estuviera programada para contener su esfínter, no lo haría.

El súmmum de esta tortura de misiones de escolta son dos niveles. En uno, tienes que guiar.a una niña ciega. ¡Ciega! Que para que pueda seguirte necesita que de vez en cuando la mires (cosas paranormales, no preguntéis). Bueno pues tuve que reiniciar en varias ocasiones porque cuando aparecía un enemigo, la muchacha se iba por patas y literalmente desaparecía. Eso cuando no la mataban.


El otro caso es una misión en la que tienes que proteger a una chica y escapar con ella de una zona. En cualquier juego que no sea GoldenEye esto no suena tan difícil. Bueno... Lo único que tienes es el rifle de caza (recordemos: horrible y espantoso); la muchacha al principio se escapa por ahí y se esconde y... Tienes menos de dos minutos para completarlo. Pero vamos a ver todo esto, ¿en qué cabeza cabe? ¿Lo han hecho aposta? ¿Se reunieron un día un grupo de japoneses y dijeron "vamos a hacer el juego de terror más INFECTO y desesperante que podamos imaginar"? Porque de verdad, no me lo explico.

Antes he hablado de que la progresión de la historia es rebuscada. Voy a explicarlo. En cualquier juego tienes un nivel "X", en el que tienes que, por ejemplo, escapar de un hospital abandonado. Cuando escapas, hay otro nivel. Aquí no. Aquí han introducido el concepto de Día de la marmota y para poder avanzar tienes que cumplir también objetivos secundarios que solo se desbloquean cuando ya te has pasado el nivel. O sea, que lo de la niña ciega tendrías que repetirlo cuando, tras ochenta millones de intentos, pensaste que no deberías sufrirlo jamás. Cuán equivocado estabas...


Sobre todo porque el que te planteen el objetivo no quiere decir que puedas completarlo. ¿Os he dicho que hay niveles y objetivos que solo se desbloquean cuando has completado otros objetivos secundarios en otros niveles? ¿Os he dicho que a veces no es eso, sino encontrar una piedra escondida en algún lugar del nivel y tirarla, o encontrar algún objeto como unas llaves por ahí tiradas y que no te maten? Porque si te matas y hay un checkpoint, es una trampa. Porque vuelves a empezar en el checkpoint pero los avances para otros niveles no se guardan. De verdad, esto tiene que estar hecho aposta.

Ya sabéis que no me parece justo dejar esto así, y que necesito hablar de sus cosas positivas. Forbidden Siren introduce un nuevo enemigo en el género del terror, el Shibito. Una especie de se no muerto, quizás parecido en forma de comportarse a los Ganados de Resident Evil 4. Son rápidos, harapientos, sonríen constantemente y tienen un lagrimeo sangriento y constante. Pueden hablar, y suelen hacer vida "normal". Cocinan, ven la televisión... No son así por un virus o un parásito, lo son por otra razón. Además, a diferencia de los Ganados, son inmortales. Sí, esa es otra. Los enemigos en este juego no se mueren.

Otro punto positivo es que logra una atmósfera muy tétrica, haciendo que cada paso llegue a generarte tensión. En parte porque temes perder todo tu avance, es cierto. Y es cierto que cuando estás más pendiente de las rutas de los enemigos y cosas así, no te sumerges tanto. Pero hay momentos en los que es inevitable, y es en esos momentos en los que te atrapa que te das cuenta de que no es tan malo.


Quiero ser justo con la dificultad, porque si bien su curva de dificultad es como un muro de doscientos metros de alto, Pero acabas acostumbrándote y acabas pillándole el tranquillo al juego. Siendo, al final, su único escollo, el intrincado entramado de niveles.

He leído que con su segunda parte, el estudio logró subsanar la gran mayoría de todos estos problemas. Y ojalá sea así, porque siempre había tenido a los Forbidden Siren como títulos que escondían una gran obra detrás. Tristemente, me parece que es un juego muy destinado al público japonés. Quizás esa fue la razón por la que en EEUU no llegaron a ver Forbidden Siren 2. ¿Me atreveré con él? Sí.

5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario